DIA 21 | Meditación de Palabra, una filosofía de vida. ‭ Destacado

Valora este artículo
(2 votos)

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. (Salmos‬ ‭1:1-2‬, RV60)

La Escritura dice que somos bienaventurados aquellos que vivimos libres del consejo de los malos y sin una actitud equivocada de la vida, renunciando diariamente a vivir mal delante de Dios. Hasta cierto punto, pareciera que podríamos exaltar el logro desde una perspectiva humana, pero éste no es el resultado solamente de esfuerzo y ánimo, sino que todos los beneficios de los cuales habla el salmista son el resultado directo de meditar la Palabra y vivir conectados a ella. 

El gozo, la vida de libertad y la determinación de respetar a nuestro prójimo son logrados gracias a la misma Palabra, es el resultado eficaz de la Santa Escritura. Esto nos lleva a buscar una dependencia santa de vivir meditándola.

La meditación de la Palabra es más que un pequeño tiempo con Dios, debe ser un estilo de vida y una determinación de aquel corazón que se ha encontrado con Dios, un estilo que le permita seguir latiendo al ritmo del corazón de Dios. Vivámosla meditando, por medio de una vida al máximo y plena para Él.

Visto 76 veces
Más en esta categoría: « DÍA 20 | Agradando a nuestro Dios