DÍA 17 | La cooperación trae recompensa Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón. (Salmos 19:11, RV60)

MEDITACIÓN

Este salmo es muy interesante porque dice que somos amonestados con la Palabra y lo primero que viene con ello a nuestra mente es la imagen de un pastor exhortando o regañando al congregante, sin embargo, este pasaje no habla de ello; es la Palabra de Dios la que nos amonesta directamente al meditar en ella día a día y cuando tomamos este tiempo de meditación Dios nos recompensa y nos bendice. El secreto para valorar la corrección y exhortación que trae la Palabra se halla en saber obedecer el consejo que sabemos que viene directamente de Dios sin esperar a que alguien nos diga: “haz esto o aquello”. Siempre será mayor la recompensa que tendremos si obedecemos inmediatamente Su Palabra a la que tendremos si esperamos que venga alguien personalmente a exhortarnos.

ORACIÓN

Señor, dame sensibilidad y claridad para escuchar Tu Voz, así como determinación para obedecer al consejo cuando lo medito en mi diario caminar contigo, lo pido en el Nombre de Jesús, amén.

Visto 82 veces